The Hateful Eight [30 DÍAS 30 PELÍCULAS]

La suerte, o el destino, como prefieras llamarlo reúnen a ocho personajes en una posada en medio de las montañas de Wyoming, nadie confía en nadie. Así se puede resumir de manera simple la octava película de Quentin Tarantino, quien se dedica a rendir  homenaje a su género favorito el Western, si bien toda su obra anterior contiene ciertos guiños al género y en especial los westerns más clásicos de Leone o Ford, en Los Ocho Más Odiados -si prefieren la título literal en español- logra superar todas obras anteriores y una película coral perfecta, solo la suerte, el destino y la tragedia.

Por lo general asociamos los wetern con los paisajes cálidos, aquí todo es frío, pero igual de terrible
Por lo general asociamos los wetern con los paisajes cálidos, aquí todo es frío, pero igual de terrible

Hace un tiempo escribí que en 2015 las obras que más me impresionaron fueran las que mantuvieron la premisa que los medios audiovisuales -como arte- deben olvidar las posiciones políticamente correctas, y atreverse a pensar y repensar su momento histórico y las trabas y tabúes que el contexto en el cual se encuentran sumergidas les impone, en The Hateful Eight, Tarantino recurre al violencia excesiva, al tratamiento visual más visceral, y a los diálogos más políticamente incorrectos que se han visto en la pantalla grande desde los atentados de 2001, cuando hablar mal de las minorías comenzó a ver mal visto. Pero, no es solo la autoconciencia de su propio momento histórico lo que deslumbra en la película, sino, que son todos los recursos audiovisuales que ocupa Tarantino los que sorprenden, creando una obra que se asemeja demasiado a la idea que tengo de buen cine en mi cabeza.

hateful-eight-tv-spot

El trabajo musical de Ennio Morricone, quien hace un tiempo se negaba a trabajar con el director, es de excelente factura, y ayuda incrementar la sensación de tensión que se vive a lo largo de toda la película, tensión que se levanta como una soga al cuello del espectador quienes terminamos asfixiados por tanto recurso bien utilizado. El guión es preciso, las actuaciones son notables, el trabajo de cámara, iluminación y montaje, son un personaje más en la pantalla, y en ningún momento su uso es antojadizo, todo está allí por un motivo.

Snoopy & Charlie Brown, Peanuts The Movie [30 DÍAS 30 PELÍCULAS]

En un mundo donde las productoras hollywodenses intentan explotar la nostalgia que sentimos quienes crecimos en los ochentas con remake, reboots, nuevas versiones, visiones, adaptaciones de obras clásicas que no necesitan ser revisionadas, es difícil encontrar una adaptación que logre dar con el tono e historia necesaria para superar las expectativas, de quienes crecimos con estos personajes y en cierta forma sentimos que estos nos pertenecen, pero Peanuts The Movie o Snoopy y Charlie Brown, demuestra que cuando se toma el original con cariño y respeto, se puede homejear al mismo tiempo que se lleva a nuevos horizontes la obra -y no solo volver contar lo mismo como en Star Wars 7 –

The_Peanuts_Movie_92517
Todos están de vuelta

Snoopy y Charlie están de regreso, con toda la originalidad y “bakanizidad” del perro más famoso de todos los tiempos -si, ya nadie se acuerda de ustedes Lassie y Leaika- están de vuelta, pero también están de vuelta las inseguridades, los problemas y este carácter tímido y amistoso de su mejor amigo Charlie Brown.

Joe Cool
Joe Cool

En cerca de 90 minutos y con una animación de excelente factura, y muy buen trabajo del 3D, en serio, la animación es espectacular, el uso de líneas de dibujo simple -características de la tira cómica y la serie de TV- sobre los modelos y texturas 3D de los personajes refresca el estilo visual, y siente único, como se sentía ver a Charlie y sus amigos en la tele a tubos o la Sony Triniton, de la misma manera, la historia se siente refrescante porque evita ser el cliché de las películas infantiles, es una película para niños, que no tiene un enemigo malvado que intenta dominar al mundo del cual debemos salve a la princesa/amiga/interés amoroso sino que cuenta una historia simple dentro del universo que todos más o menos conocemos, el de Chuck y sus amigos, de esta manera, logra entregar una versión en un nuevo formato y soporte de las aventuras de Charlie y sus amigos, todos ellos están de vuelta -incluso el malvado Barón Rojo, archienemigo de Snoopy- y nos recuerdan lo bonito de ser niños y mirar las problemas con cierta ingenuidad.

MiniReview: Steve Jobs [30 DÍAS 30 PELÍCULAS]

Desde su muerte en 2011 hemos tenido prácticamente una película sobre Steve por año, cada una pretende ser mejor que la anterior, y siempre, quedamos decepcionados, esto ocurre incluso en la última entrega a cargo de Danny Boyle con Michael Fassbender en el papel principal.

Steve-Jobs-22-Michael-Fassbender-as-Steve-Jobs-and-Kate-Winslet-as-Joanna-Hoffman

La película intenta ser la biopic definitiva del empresario detrás de la empresa de la mansanita, sin embargo, es una película que no despega y termina pareciéndose más a una película original de HBO o Syfy para ver un sábado en la tarde antes de dormir la siesta que una película digna de ser vista en la pantalla grande. Boyle llegó al proyecto luego de la salida de David Fincher, a quien este estilo se le da mucho mejor, pensemos en la maravillosa The Social Network o en House of Cards, ambas basan sus dinamicas en gente conversando mientras caminan, pero Fincher logra darle un estilo único y específico a cada una de ellas, por el contrario, la película de Boyle cuenta con buenas actuaciones por parte de todo el elenco, pero falla en lo más importante lograr una historia que se cuente de manera visual, así, termina entregándonos una película más cercana a una soup opera que a cualquier otra cosa. La dirección de arte no es más que funcional y ayuda a marcar el paso del tiempo, de ver los cambios que corren alrededor de Steve y en el mismo Steve, el tratamiento de cámara es bastante genérico y funcional, no es un aporte visual a la historia, el montaje y el ritmo tienen problemas la película inicia lento y luego despega a un buen ritmo, luego se ve cortada por el paso del tiempo, y nunca recupera un ritmo que sea cómodo para el espectador o los personajes.

 

In this image released by Universal Pictures, Michael Fassbender appears in a scene from, "Steve Jobs." (Francois Duhamel/Universal Pictures via AP)
In this image released by Universal Pictures, Michael Fassbender appears in a scene from, “Steve Jobs.” (Francois Duhamel/Universal Pictures via AP)

En cuanto la representación misma de Steve, no aporta nada nuevo, y muestra lo que todos más o menos sabemos o intuimos, Jobs no es un genio creativo, no es un genio de la computación, programación o electrónica, es un personaje bueno para los negocios, un motivador, y gran líder de equipos, el cual está dispuesto a dar todo por conseguir su objetivo. Astucia que le falta a Boyle al momento de dirigir la película.