Joy [30 DÍAS, 30 PELÍCULAS]

Joy es la nueva película de David O. Russel, quien como siempre llega acompañado de Jennnifer Lawrence y Bardley Cooper, no es una mala película pero esta muy lejos de ser la obra maestra por la que la quieren hacer pasar.

David O. Russel es conocido por realizar un cine contenido que en cierta manera se asemeja al trabajo de directores Independientes pero cuenta con la seguridad y el bolsillo de las grandes distribuidoras norteamericanas para la difusión y el lobby de sus películas, además, trabaja por lo general con los mismos actores repitiéndose JLaw -quien ganó el Oscar por su trabajo junto a Russel, y si me lo permites, no lo merecía – y Bardley Cooper nuevamente como la pareja central de la historia.

Russel quiere realizar un cine atemporal. Por eso se mueve a otras épocas con sus historias, para que las deficiencias del guión no se noten, porque el 99% de los conflictos que ocupan Russel se pueden solucionar con una vídeo conferencia o un email, así realiza este cambio temporal – en esta ocasión – para hablar nuevamente sobre la mujer, su rol en la sociedad y tener varios planos JLaw llorando, porque al parecer el público responde a eso, el resultado es un película aburrida. De cartón. Donde sus personajes son pálidas representaciones pixeladas de personas. Simples plot devices, que están allí para hacer que la historia avance, o se detenga. O se mueva a un ritmo distinto del cual estaba funcionando durante los últimos minutos.

Una película olvidable, que intenta sostenerse en un personaje que es más molesto que otra cosa, una burda repetición de Jennnifer haciendo lo que hace siempre – sonreír, llorar, gritar, caminar furiosa en línea recta- no en el mismo orden pero en el mismo tono. Quizá lo más rescatable es la actuación de Cooper, quien cuando está en pantalla logra que la película cobre ritmo y brille, el resto, al baúl de las anécdotas y a pedir las dos horas invertidas de vuelta.

The Revenant [30 DÍAS, 30 PELÍCULAS]

El Renacido o The Revenant sigue la historia de venganza de Hugh Glass, interpretado por Leonardo DiCaprio. G. Iñárritu, intenta demostrar que es un excelente cineasta con este película, y probablemente sea el mejor de su generación, pero su cine carece de sutileza, y por lo mismo se vuelve presuntuoso, y es esa pomposidad la que le quita mérito, no es un cine tan honesto como el de Werner Herzog a quien claramente G. Iñárritu intenta de cierta forma emular en este cuento sobre el hombre, el destino, la naturaleza, y lo que nos motiva a superar cualquier obstáculo para alcanzar nuestro objetivo.
Hawk, un plot device
Hawk, un plot device
Desde el punto de vista narrativo, la película se basa en los arquetipos más que en personajes, los personajes carecen de profundidad, la propuesta es completamente visual, y por lo mismo,  del cine de Iñárritu no permite personajes tridimensionales, sino que mas bien se apoya en los arquetipos conocidos, no importando de esa forma las motivaciones del personaje para alcanzar su objetivo, ni el viaje interno del mismo, sino lo que importa es lograr el objetivo, y este objetivo da pie para la realización d un relato visual, donde lo que sostiene la película es el trabajo de Lubezki en cámara y cinematografía, en conjunto a las actuaciones, y la poca y casi imperceptible edición.
Quizá una de las mejores películas del año, en el sentido que es arriesgada, intenta innovar, y es diferente en todo y forma al resto de las películas en la competencia a los Oscar 2016, entregando una gran actuación de DiCaprio -quien si no se llevó el Oscar con The Wolf Of Wall Street- probablemente nunca se lo lleve, porque si bien si actuación en este película es notable, carece de los matices, y los estados por los que nos llevó junto a Scorsese.
Una película que hay que ver, y hay que ver en pantalla grande.

Snoopy & Charlie Brown, Peanuts The Movie [30 DÍAS 30 PELÍCULAS]

En un mundo donde las productoras hollywodenses intentan explotar la nostalgia que sentimos quienes crecimos en los ochentas con remake, reboots, nuevas versiones, visiones, adaptaciones de obras clásicas que no necesitan ser revisionadas, es difícil encontrar una adaptación que logre dar con el tono e historia necesaria para superar las expectativas, de quienes crecimos con estos personajes y en cierta forma sentimos que estos nos pertenecen, pero Peanuts The Movie o Snoopy y Charlie Brown, demuestra que cuando se toma el original con cariño y respeto, se puede homejear al mismo tiempo que se lleva a nuevos horizontes la obra -y no solo volver contar lo mismo como en Star Wars 7 –

The_Peanuts_Movie_92517
Todos están de vuelta

Snoopy y Charlie están de regreso, con toda la originalidad y “bakanizidad” del perro más famoso de todos los tiempos -si, ya nadie se acuerda de ustedes Lassie y Leaika- están de vuelta, pero también están de vuelta las inseguridades, los problemas y este carácter tímido y amistoso de su mejor amigo Charlie Brown.

Joe Cool
Joe Cool

En cerca de 90 minutos y con una animación de excelente factura, y muy buen trabajo del 3D, en serio, la animación es espectacular, el uso de líneas de dibujo simple -características de la tira cómica y la serie de TV- sobre los modelos y texturas 3D de los personajes refresca el estilo visual, y siente único, como se sentía ver a Charlie y sus amigos en la tele a tubos o la Sony Triniton, de la misma manera, la historia se siente refrescante porque evita ser el cliché de las películas infantiles, es una película para niños, que no tiene un enemigo malvado que intenta dominar al mundo del cual debemos salve a la princesa/amiga/interés amoroso sino que cuenta una historia simple dentro del universo que todos más o menos conocemos, el de Chuck y sus amigos, de esta manera, logra entregar una versión en un nuevo formato y soporte de las aventuras de Charlie y sus amigos, todos ellos están de vuelta -incluso el malvado Barón Rojo, archienemigo de Snoopy- y nos recuerdan lo bonito de ser niños y mirar las problemas con cierta ingenuidad.

Octubre: El mes del terror

Este año decidí unirme a la gran cantidad de bloggers que ocupan Octubre como un mes para realizar especiales, ya sean de terror para vloggers, o el conocido inktober para ilustradores. En mi caso decidí dedicar este mes al terror, a escribir de películas serie b, de bajo presupuesto de distintas épocas y que representará en cierto modo los cambios conceptuales que ha sufrido el mundo las últimas décadas.

 

La primera película que analicé fue The Messengers, la primera película de los hermanos Pang, conocidos por esa película de culto llamada The Eye, la cual junto a The Ring abrieron las puertas a occidente al cine de terror asiático.

 

The Eye, Terror asiatico
The Eye, Terror asiático

La segunda es el clásico de Wes Craven, Scream, una película que revivió el genero de terror, e inspiró a nueva generaciones de realizadores (y porque no decirlo) y casas productoras a repensar y reformular la forma en al cual e piensa el setting de terror. Así, a partir de esta se ven nueva películas como Saw, The Blair Witch Project, entre otras.

A este experimento finalmente se unieron Geraldy e Iván con un especial de Hannibal, la serie que tiene poco que ver con la saga de películas y menos que ver con la saga literaria, pero que se va a hacer los millenials creen que las serialización de contenidos es el futuro. También fue la primera vez que en AdC, realizamos un crossover . Los amigos de Revius.Net participaron con The Babadook, una película bastante moderna que intenta rescatar la intriga del terror ochenteno, y por nuestra parte Geraldy escribió del clásico Halloween.

El especial me dejó un par de lecciones la primera es que me gustan mucho más las películas de los 70/80s, y que a medida que se va modernizando el lenguaje y ritmo audiovisual me siento cada vez más incomodo y comienzo a cada falla en la trama se saca completamente de la película, más que nada porque siento que estoy viendo un spot comercial en lugar d un discurso bien articulado. Es una reflexión que da era mucho más, pero el principio es bastante simple, cada vez siento los objetos de consumo masivos como spot que están intentando venderse a si mismos, siento estos objetos masivos como una venta del estilo estético que representan, en lugar de presentar un discurso único, un punto de vista, una forma de enfrentar una idea que sea propia algo que le brinde arte, a esto que llamamos séptimo arte.

 

El especial puede ser leído de forma completa en Asdecopas.cl

X razones

Existe al creencia en el circulo extendido de amigos que odio todo y no disfruto de nada. Esa creencia se generó porque generalmente mis comentarios y reviews a objetos de culturas de entretención masivos son negativos. Tengo varias teorías al respecto que van desde la poca atención que prestan las nuevas generaciones, pasando por como para algunas personas cada temporada el universo se reincida y así pueden existir nuevas series y películas MEJORES DEL UNIVERSO UNIVERSAL!!, y terminan en otras más serias y depresivas que hablan de la perdida del pensamiento crítico y la incapacidad del análisis profundo de objeto de consumo masivo.

Yo frente al mundo, y sus objetos culturales masivos.
Yo frente al mundo, y sus objetos culturales masivos.

Por esta y muchas otras razones, e inspirado parcialmente en cuento de Roberto Bolaño, Carnet de baile, comencé la sección X Razones en AdC.cl. X Razones, son una cantidad X de razones por las cuales alguna objeto cultural masivo em parece importante, rescatable y merece mi apreció. Cada objeto analizado es acompañado de una imagen realizada papel cut por quiene escribe tratando de evocar la imagen mental de cada objeto. La primera película comentada fue  fue Blade Runner, y pueden leer en asdecopas.cl

blade_runner_cristobal_sepulveda-plaza copy
Mi paper cut de Blade Runner